lunes, 26 de diciembre de 2011

Poseyendo la Tierra Prometida ...


ARTICULO POR: SONNY ARGUINZONI
FUNDADOR Y PRESIDENTE DE VICTORY OUTREACH INTERNATIONAL.
P. Sonny Arguinzoni
"Y sucedió que después de la muerte de Moisés, siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué, hijo de Nun, servidor de Moisés, y le dijo: "Mi siervo Moisés ha muerto: ahora pues levántate y pasa esteJordán, tu y todo este pueblo, para entrar en la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. Vuestros términos serán desde el desierto y desde el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los Heteos hasta el gran mar que cae al poniente será vuestro territorio. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida: como estuve con Moisés, así estaré contigo: no te dejaré ni te desampararé. Esfuérzate y se valiente; porque tu repartirás a este pueblo por heredad la tierra que juré a sus padres que le daría a ellos.
Solamente esfuerzate y se muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te desvíes de ella ni a la diestra ni a la siniestra; para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartara de tu boca este libro de la ley, sino que de día ni de noche meditaras en él para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él esta escrito; con lo cual harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente. No temas ni desmayes; porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas." Josué 1:1-9

En este pasaje de la escritura, tenemos una relación histórica que tiene gran  significación. No sólo tuvo gran significación entonces, sino también tiene gran significación para nosotros hoy en día. Cuando Israel su reunió en el Río Jordán,  Dios les dio "órdenes de marchar" hacia delante. Dios desea hablar con nosotros, de la misma manera.

1. El Pueblo de Dios Debe Marchar Hacia Delante. Dios no quiere que nos mantengamos Estancados y que estemos "espiritualmente estacionados" en algún lugar. Esto fue lo primero que les dijo Dios a los hijos de Israel, "Quiero que avancen. Quiero que progresen." Igualmente, Dios quiere que nosotros progresemos hacia la gran misión o al gran destino que Él tiene para Nosotros.

No importa de qué senda de la vida viene Ud., su medio ni su situación; no importa si Ud. es un ministro ordenado o de lleno en el ministerio - una vez que le entrega su vida a Jesucristo, Dios le tiene un propósito y un destino divino. Desde el momento en que se salva, se encuentra en un viaje espiritual que no terminará hasta que se halle en el reino de Dios.


Eso significa que se dirige a algún lugar. Está en camino hacia el cumplimiento del plan, propósito, voluntad y destino de Dios para su vida. El peligro es que es fácil encontrarnos estáticos en un sitio de estancamiento en cuanto a nuestra relación con Dios... es mucho, muy fácil. Esto es lo que les ocurrió a los hijos de Israel. Como resultado, esa primera generación no heredó la tierra prometida. En Números capítulo trece, se observa que Dios ya había liberado a los Israelitas de la esclavitud de Egipto. Los llevo a través del Mar Rojo, obró milagros ante ellos y los llevaba a la tierra de bendición.


Dios los llevaba hacia el cumplimiento de sus destinos y Su plan para sus vidas. Pero observe lo que ocurrió; enviaron a doce espías a reconocer la tierra. La Palabra de Dios dice en Números 13:25-29, "Y volvieron de reconocer la tierra al fin de cuarenta días. Y anduvieron y vinieron a Moisés y Aarón, y a todo el pueblo de los hijos de Israel en el desierto de Farán, junto a Cades, y
dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron el fruto de la tierra. Y les contaron diciendo: Llegamos a la tierra a que nos enviaste; la cual realmente fluye leche y miel,
como se puede ver por esos frutos. Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades grandes y fortificadas. Allí hemos visto la raza de Enac. Amalec habita en Neguev, y el
Heteo, y el Gebuseo y el Amorreo habitan en el monte; y el Cananeo mora en las costas del mar y en las riberas del Jordán."



Publicar un comentario en la entrada