viernes, 12 de abril de 2013

¿Que hacer cuando uno le dispara a alguien?

 "Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracias a los oyentes" (Efesios 4:29).

Cuando James Dobson y yo eramos muchachos, casi lo balee dos veces. La primera vez estábamos cazando ardillas, y yo no sabia si el seguro de la escopeta estaba puesto o no. Resulta que no estaba puesto e hice que una bala le silbara cerca de oído. Yo no olvidaría pronto ese día, ni él tampoco. La segunda vez estábamos cazando pájaros. Al atravesar un barranco sobre un tronco, perdí el equilibrio, caí del tronco y la escopeta se disparo. Por poco otra vez.
Efesios 4:29.
¿Que hacer cuando uno le dispara a alguien?
¡Pedir perdón como loco!

Ahora al punto. Muy a menudo las personas se disparan unos a otros. No usamos escopetas sino palabras como armas de fuego. Hacemos daño irreparable a otros con acusaciones, indirectas  chismes y conversaciones vanas. A todos nos han "disparado" un colega o un feligrés  Siempre duele, y puede resultar en herida permanente. Yo llevo las cicatrices, al igual que usted.

El apóstol Pablo sugiere a la iglesia de Éfeso: "Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracias a los oyentes" (Efesios 4:29). Proverbios 21:23 afirma: "El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustia". Dicho de otro modo, haga lo que haga, no le dispare a nadie. Si lo hace, se rebaja a los ojos y oídos de los que ven y oyen.

Reflexiones de H. B. London, Hijo. del Libro "El corazón de un gran pastor"
Publicar un comentario en la entrada